martes, 1 de junio de 2010

La Lanza del Destino





La Lanza del Destino o Lanza sagrada que también es llamada Lanza de Longinus o de Cristo, tiene tantas historias y versiones como nombres.

El primer documento que habla de esta lanza es por supuesto en la biblia, específicamente en el Evangelio de Juan (19:33-34), según dice el documento los soldados romanos esperaban romper las piernas de Jesús para acelerar su muerte, pero como lo encontraron ya muerto decidieron estar seguros y atravesaron su costado con una lanza, saliendo agua y sangre de la herida.

Juan (19:33-34)

Pero al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua.

El nombre del soldado que tenia la lanza y atraviesa a Jesús es Gaius Cassius Longinus, de ahí uno de los nombres que se le da a la lanza.

El mito es que lanza es una reliquia sagrada y posee un poder que no esta del todo claro, pero que puede usarlo quien la tenga en su poder, ya sea para el bien o para el mal.

Uno de los personajes que mas fascinacion tenia por la lanza era Hitler, que hizo lo imposible para conseguirla y lo hizo, no podemos afirmar que la lanza ayudo a Hitler a conseguir sus objetivos, pero es indudable que la tenia y sabia mucho acerca de la historia de esta.

Según dicen, los anteriores dueños de la lanza como Carlomagno o Barbarroja tuvieron un fin similar al separarse de ella, parece como una maldición, cuando el dueño se separa de la lanza, este muere.

No se si Hitler sabia esto, pero cuando las tropas estadounidenses estaban derrotando, guardo la lanza y otros objetos en bóveda construida especialmente para ese fin, pero por azares del destino cuando las tropas Estadounidenses llegaron a ese lugar y derrotaron a las tropas de Hitler, un proyectil abrió un hueco de la bóveda y los soldados de dieron cuenta de esta, reclamando para estados unidos la lanza.

No se si es coincidencia o de verdad es el efecto que tiene la Santa Lanza pero ese mismo día, 0 de abril de 1945, Hitler se suicida a cientos de kilómetros de distancia de donde ocurrían los hechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario