viernes, 16 de julio de 2010

Hercolubus, 21 Diciembre 2012. El Fin de Nuestra Era.





He tenido que ser muy cauteloso a la hora de elegir el título,captando la atención sin caer en el alarmismo o sensacionalismo que he detectado en ciertas videos de asociaciones y sectas a la hora de comentar el paso de la Era de Piscis a la de Acuarius. Os comento que me he documentado a conciencia en varios sitios para intentar ser lo más objetivo posible y luego que cada cual extraiga sus conclusiones.

Pues resulta que Los antiguos Mayas, que aunque conocían la rueda no la utilizaban (puede que porque no la necesitaran), en materia de Astronomía y Calendarios Solares nos daban 1000 vueltas. Incluso parece ser que nuestro actual calendario de 365 dias y 1/4 fue concebido, actualizando el calendario juliano, a raiz de analizar los pocos codices Mayas que nos llegaron.

Bueno pues segun los documentos cientificos mayas, su perfecto calendario para controlar el ciclo solar y organizar sus cosechas termina misteriosamente el 21 de Diciembre del 2012.

Más Datos interesantes, segun otras teorias, la tierra establece una órbita anual alrededor del nuestro Sol, pero este a su vez con todo su sistema solar (llamado de Ors) tambien se mueve en una órbita de unos 26.000 años hasta que vuelve al punto inicial. 2 veces durante este ciclo, (aproximadamente cada 13.000 años) nuestro sol se alinea directamente con el centro de la Galaxia, trayendo consigo supuestamente una serie de fenónemos extraordinarios , de los cuales nuestro planeta no es un mero espectador pasivo.

Segun la mayoría de las interpretaciones de las profecias mayas, estamos en el final de la Era del 5º Sol, con nuestro 2013, entrariamos en la era del 6º, coincidiendo con una serie de fenómenos astrónomicos que traerian consigo ademas de desastres naturales la caida del sistema de vida y de poder (social, económico,cultural..) tal y como lo conocemos..

Curioso es comprobar como coinciden diferentes profecias(Nostradamus Incluido) catastróficas de diversas culturas aproximadamente en la fecha (2013-2034) Mayas, hinduistas o los antiguos Sumerios .

Se ha confirmado por la Nasa que para finales de 2012, las radiaciones de las Tormentas Solares seran las de las más intensas conocidas. También se prevee una fuerte alteración de los campos magnéticos de la tierra (que perjudircará el funcionamiento de aparatos electrónicos y sistemas de comunicación)

Dejando al lado los datos históricos-científicos, nos encontramos con que para varios grupos, cada 13.000 años el sistema solar coincide en su órbita con la de un Enorme Planeta ( planeta X, Nibiru, Hercolubus) 66 veces mas grande que Júpiter que pasara a 14.000 millones de km de la tierra. El planeta no impacta físicamente pero su enorme masa y atracción gravitatoria influye castastroficamente en la vida de nuestro planeta (Aumento de la temperatura, derretimiento total de los polos, terremotos, erupciones volcánicas e incluso alterando un poco nuestro eje gravitacional).

Los enamorados de la mitología se atreven a fijar el fenómeno como el castigo de los Dioses por alejarse de ellos sobre la avanzada civilización de la Atlántida, y cuyos pocos supervivientes trasladaron sus conocimientos para la construcción inexplicable para nosotros de las pirámides egipcias, aztecas, etcc..

¿ Nos enfrentamos al fin de nuestra Civilización tal y como la conocemos? Serán inundadas y destruidas las Enormes y antinaturales ciudades de hormigon de nuestro mundo? ¿ Es el fin del Sistema Especulador Capitalista y Materialista ?

Finalizaremos el artículo con un mensaje positivo, según todas las profecías, los pocos supervivientes que consigan superar los dificilísimos tiempos que nos esperarían, estrarán en una era de Espiritualidad y Cooperación como nunca ha conocido la humanidad, estrechando sus lazos, comportandose como un solo organismo con animales y el medio ambiente y descubriendo habilidades naturales innatas.

Posdata : Es cierto que en tiempos de crisis o dudas, abundan las profetas y algun aprovechado esotérico que intenta sacar partido de tanta incertidumbre (año 1000, año 2000 con su efecto informático), pero en este caso el hecho de que coincida con el fin del calendario Maya y de que nuestra sociedad este llegando a un punto de agotamiento irreversible (ecológico, económico, social, bélico, de recursos naturales) me ha impulsado a escribir este artículo.

En el caso de que no ocurra nada concreto en la Navidad del 2012, el simple hecho de meditar sobre nuestro ritmo de vida, nuestra escala de valores, quienes somos, a donde vamos y que estamos haciendo en estos momentos con nuestras vidas, habrá merecido la pena.

Descargar Documento : http://oron.com/035acode8sks/Hercolubus,_21_Diciembre_2012._El_Fin_de_Nuestra_Era..doc.html

La verdad sobre el Planeta Hercólubus




“Hercólubus o Planeta Rojo” es el nombre que recibe este planeta de gran tamaño al que muchos han denominado como la gran amenaza de la Tierra debido a su acercamiento, lo que supondría el fin de los tiempos o final del mundo, anunciado por el Apocalipsis de San Juan.

Entre las características de Hercólubus, destaca su gran poder gravitatorio que provocaría en nuestro planeta múltiples terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, etc., que irían aumentando en intensidad hasta provocar la destrucción total de esta humanidad.

Sin embargo, más allá de la realidad, Hercólubus es un planeta imaginario ideado por Joaquín Amortegui Valbuena (alias V.M. Rabolú) en su libro Hercólubus, o planeta rojo. Según éste estaría ubicado en un supuesto sistema solar llamado Tylo que estaría acercándose a la Tierra y profetizando que produciría la hecatombe apocalíptica del fin de los tiempos. Rabolú cita datos pretendidamente astronómicos que considera de relevancia para poder tener en cuenta la supuesta amenaza Tylar.

Rabolú, seguidor de la doctrina gnóstica pregonada por el ya fallecido Samael Aun Weor (Víctor Gómez Rodríguez) sostiene que el objetivo de la aproximación del supuesto Hercólubus es la purificación del aura terrestre. Según Rabolú en su libro, Hercólubus habría pasado por la Tierra hace 13 mil años terminando con la antigua Atlántida.

Muchos seguidores de la filosofía gnóstica y defensores del postulado de Rabolú sostienen que Hercólubus es el conocido planeta extrasolar WASP-5b que órbita la estrella WASP-5 en la Constelación del Fénix. Pero la distancia estimada entre la Tierra y dicha constelación es de 967 años luz, siendo abismal la diferencia con el pretendido Hercólubus y el supuesto sistema Tylo.

Hercólubus, o planeta rojo ha despertado curiosidad en más de un seguidor de filosofías pertenecientes a la corriente New Age, sin embargo carece de la menor base científica. A pesar de ello se sigue afirmando que el astro Hercólubus ya ha sido detectado por la ciencia terrestre, aunque casi todos los científicos lo han ocultado.

Las profesías
Como es bien sabido, este tipo de acontecimientos casi siempre viene infundado por algún tipo de profecía milenaria y por ello, muchos defienden la existencia de Hercólubus basándose en la información de algunas profecías como las mayas que concluyen en un gran acontecimiento a nivel planetario para el año 2012.

El primer evento atribuido a Hercólubus, según la interpretación de las Profecías Mayas, tuvo lugar el año 2005, vaticinando la aparición de un nuevo planeta que provocaría cambios electromagnéticos y gravitacionales en la Tierra, generando caos al aumentar la actividad del polo negativo terrestre.

Para el 2006, cuando ya la humanidad estuviera bien diferenciada entre quienes trabajan por la Luz y quienes por la Oscuridad, el nuevo planeta se instalaría en la órbita entre Marte y Júpiter generando aún un mayor caos donde el hambre sería la gran protagonista.

Al cambiar el eje polar de la Tierra abundarían los maremotos y movimientos sísmicos y volcánicos. Para 2008, el planeta ya habría realizado ajustes orbitales en la Tierra y el clima y la geografía serían totalmente distintos.

Un problema con el planeta es que la Estrella de Barnard y Barnard 1 (conocido como D/1884 O1), es que no son idénticas, a pesar que los adherentes de Hercúlubus frecuentemente usan los nombres intercambiables.

De acuerdo con los gnósticos, las órbitas de Hercólubus y de la Tierra están demasiado cerca al final de cada año sideral. Es creído por sus adherentes que el incremento del caos global y desastres naturales son síntoma del incremento de la proximidad de Hercólubus.

A pesar de la falta de evidencia científica que soporte la teoría de Hercolubus, algunos seguidores aún promueven conferencias sobre el tema en Latinoamérica.

Descargar Documento : http://oron.com/cobu9jlbvdgf/La_verdad_sobre_el_Planeta_Hercólubus.doc.html

Hercólubus, ¿el planeta que vendrá?





Puede que en este preciso momento pase por la mente de muchos lectores la siguiente duda; ¿Qué es Hercólubus? Hace tan sólo unas semanas, ésa fue una duda que cruzó mi mente también. Tras una breve investigación en la carretera de la información pude recopilar datos suficientes como para poder explicarles un poco de qué trata este asunto, primero dando una leve explicación de lo que se afirma en cuanto a Hercólubus y luego dando unas cuantas afirmaciones científicas que dan a la luz la verdad sobre los hechos.

Ya sea en inglés, español o cualquier otro idioma, la información que es posible encontrar en la red, es prácticamente la misma y la resumo para usted: V. M. Rabolu (V. M. no son iniciales de un nombre, si no significa Venerable Maestro), un colombiano de orígenes humildes, tiene una visión en los años ’50 sobre un planeta rojo aproximándose a la tierra. Este planeta tiene aproximadamente 6 veces el tamaño de Júpiter, es invisible debido al estar compuesto de un material fotoeléctrico y pertenece a un sistema planetario llamado Tylo. La aproximación de este planeta causará grandes desastres, debidos aparentemente a su enorme efecto gravitacional, que cambiará los ejes de nuestro planeta.

Fuentes directas afirman que esto está presagiado en el libro de las revelaciones (o Apocalipsis) en el capitulo ocho, versículo 10 y 11, donde se menciona un astro cayendo del cielo sobre las aguas, acabando con la vida de muchas personas. Por otro lado, las fuentes indirectas, afirman que estos acontecimientos son mencionados también en las profecías mayas, que anuncian un revolucionario cambio para el año 2012.

Se afirma también que los astrónomos de todo el mundo, en todos los observatorios, poseen información que clasifican como secreta para no difundir el pánico entre las personas. Aparentemente, los astrónomos descubrieron este astro en los años ‘80 y desde entonces el secreto se conserva celosamente entre ellos.

Como último dato de relevancia, se menciona que la gran actividad nuclear ha dañado severamente la corteza terrestre, agrietándola y poniendo en contacto las aguas del mar con el magma del núcleo terrestre, produciendo grandes presiones de vapor, que causan maremotos, terremotos y eventualmente, el envenenamiento de la atmósfera, produciendo mutaciones en los seres vivos.

Ahora bien, siendo esto un resumen de lo que afirman los seguidores de Rabolu y Rabolu mismo, vale la pena analizar lo dicho y relacionarlo con nuestros conocimientos científicos (por mucho que el Venerable Maestro aborrezca a los científicos), ya que es mediante la ciencia cómo descubrimos el verdadero funcionar de la naturaleza.

Primero, me refiero al hecho de los maremotos y desastres sísmicos. Bien sabido es por la comunidad científica y por muchas personas comunes y corrientes, que vivimos en un mundo envuelto en un medio ambiente de cambios. Dichos cambios se deben a que nuestro planeta en si es dinámico y no estático e invariante como se pensaba en la antigüedad, donde la idea de algo absoluto, era una prueba de la divina presencia de Dios.

Debido a aquel pensamiento, era muy frecuente pensar que los desastres naturales y los hechos inusuales, como eclipses, cometas y terremotos, eran producto de malos espíritus, o Dios mismo, manifestando su ira. Sin embargo, hoy en día sabemos que el cambio es algo natural y muy frecuente en la naturaleza. Por tanto, el atribuir maremotos, terremotos y desastres naturales a algo tan lejano y distante como lo es este planeta parece innecesario ahora que sabemos de la existencia de placas tectónicas moviéndose por debajo de la superficie terrestre, causando esta clase de fenómenos. Quizá hoy en día gracias a la tecnología y medios de difusión, tenemos conciencia de que son frecuentes y ocurren en todas partes, ya que antes era prácticamente imposible saber que había terremoto en China o India, mientras que ahora esa información está a un click de distancia.

Como ser humano, estoy conciente del daño que puedan causar los desastres nucleares, pero como científico, puedo asegurar que es muy poco probable que estos contribuyan a lo que se menciona en las afirmaciones de Rabolu. Es mas, el calentamiento global que producimos día a día pareciese ser el verdadero gran enemigo de nuestro planeta. Según la investigación llevada a cabo este año por la ONU, se afirma que hay un 90% de probabilidades de que el daño ambiental producido desde los años ’50, sea en mayor medida, causada por las emisiones de gases de la industria humana. Por lo tanto, ¿tendría validez culpar a Hercólubus en esto? O sería mejor tomar conciencia y actuar.

En segundo lugar, me refiero al planeta Hercólubus en si; Un planeta de dichas dimensiones, debe ser un planeta gaseoso, como puede ser comprobado por las leyes físicas que rigen la formación de planetas. Un planeta metálico de tales dimensiones colapsaría debido a su propia gravedad, produciendo un objeto tan denso que tendería a comportarse como agujero negro (así que ya no sería de color rojo). Por lo tanto, emitiría radiación de partículas elementales, lo cual es notoriamente visible en ciertos rangos del espectro, que en realidad no se observa.

Si fuese un planeta gaseoso, tendría temperatura distinta de cero absoluto, por tanto emitiría radiación en algún rango del espectro luminoso (que no siempre es visible, pero gracias a instrumentos es detectable), y hablando de un objeto de tales dimensiones y que aparentemente no está tan lejos de la tierra, detectarlo no sería gran problema. En si, su supuesta estrella madre, Tylo, presentaría movimientos muy notorios en el cielo nocturno debido a interacción con Hercólubus.

Sin embargo, por mucho que el Maestro Rabolu afirme que astrónomos de todo el mundo conocen a Hercólubus, en toda mi experiencia como estudiante de astronomía (que ha visitado observatorios) y en todo mi contacto con astrónomos, nunca he tenido la experiencia de ver aquel famoso mapa astronómico de Hercólubus, y ninguno de mis colegas (ya sean compañeros o profesores) han tenido la oportunidad de detectar a Hercóbubus en sus carta estelares u observaciones.

Me vale además decir, que los astrónomos, son personas como usted y yo. Personas que tal vez tengan un trabajo un tanto distinto, pero que al fin y al cabo es un trabajo, el cual debe ser tomado son seriedad y objetividad. Además, como pertenecientes a una comunidad científica, los astrónomos están absolutamente dispuestos a divulgar los conocimientos e información que ellos van descubriendo (tal vez con un tanto de misterio al principio, para adjudicarse el reconocimiento por algún descubrimiento). Es por eso que los astrónomos en todo el mundo llevan a cabo la labor de divulgación, buscando mentes jóvenes que se les unan en la búsqueda por más secretos del Universo que puedan ser revelados.

A mi parecer y al de muchos de mis colegas, esta historia se hizo un tanto popular debido a los recientes descubrimientos de planetas fuera de nuestro sistema solar (hecho que no es para nada secreto). Y es más, Hercólubus sería una versión un tanto fantástica de Barnard I, una estrella enana roja (una estrella al final de su vida) que resulta ser la cuarta estrella más cercana a nosotros. Pero en caso de ser así, todo lo afirmado respecto a Hercólubus resultaría ser falso, y pasaría a ser una estrella más en el firmamento, como cualquier otra.

Con todo respeto al difunto señor Rabolu, quien se jactaba de no hacer lucro de su labor de divulgación, pero opino que su mensaje es solo una “teoría” de escasa credibilidad y base científica. Admito que su labor pudo estar llena de amor por la humanidad, pero el mensaje no es más que mera imaginación.

Descargar Documento : http://oron.com/yrni91atmxkj/Hercólubus,_¿el_planeta_que_vendrá.doc.html