miércoles, 2 de junio de 2010

Fantasmas





Existen pocos misterios que tengan tanta repercusión como los fantasmas. Asimismo, ¿son seres independientes o manifestaciones de nuestras mentes?, y de existir, ¿hay que temerles?

FANTASMAS: ¿REALIDAD PARALELA?

Desde los albores de la humanidad, el hombre ha sido participe del interrogante más abrumador y nebuloso que le pudo aquejar: la muerte. Esa instancia temida y dolorosa para todos, desmaterializa a alguien para siempre, y tiñe de largas lágrimas a sus sepulcros.
A pesar de que disciplinas como la filosofía, la literatura, el arte y la ciencia han insistido sobre esta cuestión de manera constante, y que se han formulado un sinfín de hipótesis, no se ha llegado a una experiencia trascendente y determinante.
En esta monografía, expondré quizás una realidad paralela: Los fantasmas.

¿QUE ES UN FANTASMA?

Se podría definir al término fantasma como la representación visual, táctil o acústica, del cuerpo ya no físico, de una persona ya fallecida, la cual de una u otra manera, queda aferrada y decide manifestarse en el mundo de los vivos.

TEORÍAS EXÓGENA ENDÓGENA, TELEPÁTICA E HIPNÓTICA

Para que tal encuentro cercano se realice, es necesaria tanto la carga psíquica existente de los receptores vivos, y de su predisposición perceptiva, como la necesidad del espectro a dar a entender que no se halla tres metros bajo tierra, en una nube en el cielo, o al costado de un ángel con un arpa de sonido celestial.
Existen fundamentalmente dos teorías, la exógena y la endógena. La exógena afirma que los fantasmas existirían, que no aceptarían la propia muerte y el consiguiente alejamiento, o que siendo concientes de su estado, les gusta manifestarse, ya sea por simple diversión, o por apego a lugares que visitaron en su vida física en la faz de la tierra. Por otra parte, la teoría endógena esta vinculada de manera directa con la psiquiatría, ciencia que considera a este fenómeno, como creación de mentes traumadas o enfermizas.
La telepatía, como la hipnosis, podrían ser los causantes directos de estos casos. Una persona capaz de comunicarse mediante la telepatía, tendría la capacidad suficiente como para enviarle imágenes y voces fantasmales a otra, quien las creería como reales. De manera igual de efectiva, es la hipnosis, por la cual alguien podría sugestionar a quien quisiese, y hacerle creer ver fantasmas. El inconveniente que tienen estas dos hipótesis, significativo por cierto, es el hecho de las pruebas que se obtienen mediante una óptica artificial.

EL PESO DEL ALMA

Se ha constatado, que una persona al partir de este mundo paralelo, pierde una cantidad casi insignificante de peso. Se han realizado análisis para llegar a una explicación, pero no repercute en esto ni la eliminación de todo el aire del cuerpo, el cecee del flujo sanguíneo, ni algo por el estilo.
Según se cree, este seria el peso del cuerpo astral, que resultaría la parte que se desprende de lo físico. Este cuerpo etéreo, formado por el cuerpo mental, emocional, y espiritual, tendría la capacidad de despedirse de sus seres queridos, hacer un recorrido por su propia historia, realizar promesas incumplidas, instruir o inspirar a un ser humano, o envolverlo en desafortunados designios, etc.
El cuerpo emocional del fallecido, seria el que se convertiría en fantasma, el cual actuaría por deseos y emociones. Estos sentimientos serian considerablemente volatizados con la indiferencia de los seres vivos. Siguiendo esta idea, se plantea la versión de que lo que no deja partir al espectro, seria una responsabilidad inocente e involuntaria de sus seres queridos, quienes al no poder asimilar dicha perdida, y al rezar incesantemente por su vuelta, no permitirían cumplir su ciclo.

TIPOS DE FANTASMAS

A continuación expondré las clasificaciones y características de los distintos tipos de fantasmas:

· FANTASMAS FALACES: Serian percepciones erróneas suscitadas en un estado ineludible de pánico de un ser humano, que llegaría a confundir una situación perfectamente natural y coherente, con algo sobrenatural. Esta instancia de mal interpretación provocaría un golpe al egocentrismo humano, tildándolo por lo tanto, de algo imposible de ser real. Cabe remarcar en esta asignación, a los fraudes, que lamentablemente, son la causa principal de la despreciabilidad general hacia estos sucesos. Ayudaría a este recurso de mentes limitadas, en grandioso avance en la fotografía, iluminación, sonido, y grabaciones en video.

· FANTASMAS INTERNOS: Serian fantasmas de origen y naturaleza humana, generadas por la mente de una persona viva, la cual desearía ver con tanto empeño a su allegado muerto, que llega al límite de creer verla, sentirla y escucharla. Esta hipótesis, como la que sigue, son defendidas por mí, debido a que creo fervientemente que la mente de cada uno, cuando se encuentra invadida de gran tristeza u alegría, se las ingenia para crear los más diversos reflejos. No implica esto, locura alguna.

· FANTASMAS DE LOS MUERTOS: Esta opción dilucida que los fantasmas serian el alma de una persona que dejo de vivir físicamente, y, como explique anteriormente, se manifestarían cuando han encontrado un receptor que los pueda percibir.
Bajo esta asignación, los fantasmas de los caídos, se dividirían en:

· FANTASMAS DE SOMBRA: Tienen la facultad de provocar bruscos cambios de temperatura en al ámbito donde realizan su aparición, y no es común que expongan sus rostros y facciones. Por lo tanto, son solo perceptibles por la óptica de una cámara fotográfica, filmadora, o por animales domésticos, que ante su presencia, reaccionan con extraños gemidos.

· FANTASMAS TRASLUCIDOS: Pueden percibirse borrosamente sus facciones, y a la vez, el entorno circundante. Se manifiestan preferentemente en cementerios, casas viejas, castillos, museos, bibliotecas, y lugares retirados.

· FANTASMAS SÓLIDOS DE APARIENCIA HUMANA: Tendrían apariencia humana, con la diferencia de que estos volarían al ras del suelo, y traspasarían cualquier objeto. Se presentan cubiertos de una prenda suelta, como sabanas o camisolas. Se manifiestan en todo tipo de lugares bucólicos, manantiales, iglesias o playas.

· FANTASMAS INVISIBLES: No desearían ser vistos, manifestándose por medio de la voz o el tacto. Su misión seria ayudar al ser humano, sin que este se asuste de su presencia.

CAZAFANTASMAS

Ante presencias extrañas en una casa, departamento, campo, etc., no hay muchos caminos posibles: el abandono del lugar, o una limpieza profunda a trabes de expertos. El riesgo de huir esta en que si el fantasma esta apegado a la, o las personas, lo seguirá por doquier.
Con referencia a la opción de tratar de dilucidar la procedencia del espectro y así conseguir que descanse en paz, lo más aconsejable es dejar todo en mano de un experto. Lo primero que esta persona aconsejara, será la colocación, en el transcurso de las tres fases del día, un número impar de sahumerios en el suelo, en diferentes rincones, y un numero par de velas blancas, de la misma manera. Este procedimiento debe durar una semana, y desde ahí ver si tuvo el resultado esperado.
De no haberse impuesto la anterior prueba, los cazafantasmas deben ocuparse de eliminar los espectros del ambiente, con sus equipos y conocimientos. Ha de parecer inverosímil, poro la técnica mas utilizada por estos parapsicólogos, si la presencia acusa ser maligna, es mediante una aspiradora. Una vez localizado y atrapado con la misma, conviene incinerarlo en un rango no menor a los cien kilómetros. El fuego seria el elemento que cerraría su ciclo.

LA PSICOFONÍA

Uno de los grandes inventos de la humanidad, fue el magnetófono. Este aparato, capaz de captar frecuencias sonoras de distintas longitudes del espacio, consiste en un delgado hilo magnetizado, con una cinta de la misma carga, y una o varias pistas.
Un hecho in fortuito, lo ubico como captador de las voces del mas allá. Friecrich Jürgenson, realizaba documentales en distintos bosques, grabando los sonidos de los animales. En una ocasión, mientras escuchaba lo recogido anteriormente, se sorprende al escuchar nítidamente voces humanas. Hizo lo posible por atestiguar si eran personas realizándole una broma, o si su aparato captaba señales de radio, pero, tras muchas pruebas, comprobó que no era eso. Dilucido entonces, tras muchas obtenciones del mismo rango, que podía estar ante voces de los fantasmas, o algo por el estilo. Desde ese momento, se utilizo a este artilugio, para tales cometidos, en todo el mundo.
Para tratar de captar esas voces, debe adentrarse con un magnetófono, en una zona de plena tranquilidad, se aconseja ubicar los parlantes del mismo, alejados del motor que hace girar la cinta, desenchufar en esos instantes todos los elementos electromagnéticos, y utilizar una cinta totalmente virgen. La paciencia, concentración, y un poco de buena posición y momento, hacen lo demás.

CONCLUSÍON

Si bien gran parte de mi vida creí que los fantasmas era una realidad por si misma, últimamente creo que es ni más ni menos que la representación visual, auditiva entre otras, de grandes miedos nuestros.

O tal vez, a lo sumo, y como bien lo expreso un prestigioso escritor, un fantasma es “un sentimiento suspendido en el tiempo”. Y los que los verían harían las veces de antena receptora de ese sentimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario