miércoles, 23 de marzo de 2011

ALCOHOL Y DROGAS: VAMPIROS DE ALMAS





Estos vampiros-demonios trabajan incansablemente para impedir ¡¡EL DESPERTAR!!

Las familias que viven envueltos, unidos, ligados, vinculados, rodeados y cercados de estos vampiros-demonios, corren el riesgo de enfermarse, física o psicológicamente. Es imposible creer, que sus almas se mantengan al margen sin envolverse directa o indirectamente con estos seres. Hijos, parientes, amigos y conocidos, todos ellos de alguna manera y en diferentes grados, se verán acechados y subyugados por ellos.

Son enfermedades y como tales deberán ser tratadas…

Muchas familias de una manera u otra, viven o conviven con un esposo(a) algún hijo(a) hermano(a), pariente cercano o lejano, amigos y conocidos que han caído en las garras de estos vampiros-demonios ¿Qué hacer cuándo se vive esta situación dolorosa, horrible y lamentable? ¿Cómo se debe afrontar objetivamente estas enfermedades?

Deben entender que la curación de estos males, partirá del conocimiento de saber, que el hombre está formado por 3 cuerpos: físico (materia) psíquico (alma) y mental (espíritu-ser energético). Si ustedes aceptan esta verdad, entonces encaminarán la curación hacia una realidad correcta. Estas enfermedades producidas por energías bajas y densas, atacan los dos primeros cuerpos, porque se alimentan de la energía que de ellos emanan. En primera instancia atacarán el cuerpo psíquico (alma) y en segundo lugar el cuerpo físico (materia) del tercer cuerpo (espíritu) no vamos a hablar, porque se entiende que una persona que es alcohólica y drogadicta, no está todavía en condiciones de formar su espíritu o sea su ser energético.

Estos terribles males comienzan, cuando el alma es embestida y atacada por energías antimateria desencarnadas muy enfermas y lo hacen por muchas razones. El alma del ser es atacada cuando le falta amor; fue rechazado en el nacimiento; vive y se desarrolla en un medio ambiente difícil, violento y hostil; cuando su concepción fue carnal realizada por el solo deseo sexual y llevada a cabo con alcohol o drogas; fue educado distorsionadamente; es esclavo de los vicios y del placer descontrolado de los sentidos externos; es inseguro y le falta el amor propio; hay una deficiencia en su carácter y personalidad; Creció con maltratos físicos o psicológicos; extravíos; contaminación energética y mucho más.

Cuando el alma es posesionada por entidades vampiras y de muy baja vibración, se enferma y entra en estados retroactivos. Significa, que el cerebro trabaja solo y exclusivamente con energías-pensamientos de muy baja frecuencia, porque se alimenta de pensamientos-negativos-enfermos etc.

Cuando el hombre se encuentra en estas condiciones, baja el voltaje energético y al hacerlo, sus pensamientos y cuerpo físico se deterioran. Como no está en condiciones de entender lo que le sucede y al no tomar las providencias adecuadas, las cuales serían el análisis, el raciocinio, la lógica, el conocimiento, el entendimiento, y el amor a sí mismo, de lo que le está sucediendo, suple sus deficiencias y carencias con productos químicos que le hacen sentir mejor.

Estos productos levantan ocasionalmente su voltaje energético, engañando de esta forma al cuerpo material y psíquico. Los dos cuerpos se convierten en dependientes químicos y al serlo, ya no oye, no analiza y no razona. Simultáneamente comienza a deteriorar y atrofiar el funcionamiento natural del cerebro. El cuerpo psíquico en estas condiciones adversas, no manda las órdenes correctas al cuerpo material y este al no recibirlas, funciona básicamente en su estado primario o sea con las zonas 1 y 2 que son: Instinto y Sensación.

Alrededor de él, al igual que los parásitos que se alimentan de su víctima, se colocarán las energías-vampiros desencarnadas, o sea las almas en pena, que fueron en su vida material, alcohólicas y drogadictas al igual que él, porque ellas deberán succionar el placer que de él emana. Se alimentarán de la angustia, el dolor, el vicio, la ansiedad, la necesidad química y sobre todo, de la emanación eléctrica y vibratoria de las bajas frecuencias de su alma. A ser subyugados por vampiros energéticos, los alcohólicos y drogadictos, no entienden el razonamiento lógico de los seres sanos que los quieren sacar de esa vida malsana, dependiente y sufrida. ¿Cuál sería la forma de curarlos? Lo primero a hacer es: Despojarlos de la dependencia física y despojarlos de la dependencia psicológica.

Todo este proceso deberá ser supervisado y controlado bajo la dirección de dos tipos de médicos: Un médico del cuerpo físico, el cual se encargará de minimizar la dependencia química del paciente y otro médico que deberá encargarse del alma. Este médico del alma se encargará de exorcizar a las energías-vampiros que como larvas, parásitos y gusanos se encuentran pegados alrededor del individuo, subyugándolo y alimentándose energéticamente de él.

Cuando hablamos de exorcizar, nos referimos a médicos del alma. Estos doctores deben estar preparados para tratar este tipo de energías-pensamientos-vampiros. De esta manera se atacará a la enfermedad en dos campos simultáneamente: El físico y lo psicológico, solo así se podrá llegar a la cura. Lo que ustedes deben entender es que: No hay amor que los cure, pero si hay conocimiento, entendimiento y amor que los cure. Tres cualidades que deben trabajar siempre juntas.

Conocimiento………………………….cuerpo material
Entendimiento…………………………cuerpo psíquico
Amor……………………………………cuerpo energético

Aquí radica la explicación, que muchas familias piensan que con mucho Amor lograrán que sus seres queridos salgan del vicio. El amor es maravilloso, pero muchas veces complica, porque anula el razonamiento lógico que se debe tener al tratar casos de esta naturaleza. El amor es parte de…pero no es todo. No se puede solo trabajar con el, se necesita del Conocimiento y del Entendimiento para llegar al fondo del problema. Se debe trabajar simultáneamente con los dos cuerpos enfermos y recién aquí, se podrá pretender formar el tercer cuerpo que es el espiritual.

Por esta razón que muchas veces los seres humanos se sorprenden cuando creen, que solo a través del Amor conseguirán resultados y estos nunca llegan. Es porque están trabajando con un amor-emocional. El verdadero amor es entender la causa que generó el efecto. Es tomar las medidas correctas y solucionar el problema llegando al origen del mismo. El alcoholismo y la Drogadicción son el alimento instintivo y sensitivo de las almas en pena, de los fantasmas y espectros que rondan a los seres vivos incitándolos a caer en el vicio, y cuando logran que la víctima caiga en el vicio se pegan alrededor de ella, y la comienzan a succionar energéticamente. La drenarán tanto que la llevarán a la muerte física y psicológica. De esta forma ellos continúan viviendo, absorbiendo “vidas” que no les pertenece. Vagan en la oscuridad de su tormento, alimentándose de almas vivas, porque ellos son almas muertas y sin continuidad.

¡¡Si ustedes pudieran verlas, quedarían horrorizados de esos vampiros-demonios, que viven y conviven al lado de ustedes, los cuales se alimentan de las frecuencias bajas y densas!! No solo nos estamos refiriendo al alcohol y a las drogas, todo lo que produce vicio, corrupción, depravación, libertinaje, perversiones y desequilibrio de los sentidos externos, atraerán a los vampiros-demonios-energéticos de la oscuridad, las larvas del mal, los gusanos de la iniquidad, y los parásitos de las sombras y del crepúsculo.

Es importante que ustedes entiendan por qué se producen las enfermedades. Deben conocerlas cara a cara y sobre todo deben verlas desde el otro lado de la moneda. La realidad del universo es energético, todo funciona a través de frecuencias, vibración, ritmos, colores etc. Si ustedes permiten que energías densas, enfermas, negativas y monstruosas entren al cerebro… las enfermedades físicas y psicológicas comenzarán a manifestarse. Los manicomios están llenos de pacientes, la mayoría de ellos son posesiones energéticas de vampiros-demonios que se alimentan de ellos, llevándolos a la locura sin retorno.

Los médicos al no tener conocimiento y entendimiento profundo de las realidades paralelas, tratan a los pacientes con fármacos y en vez de curarlos los enferman mucho más de lo que están, puesto que los vampiros-demonios que se encuentran alrededor de ellos succionándolos, se alimentan de las mismas medicinas que los médicos recomiendan, ya que esos vampiros-demonios son adictos a ellas. Mientras que los médicos no entiendan el funcionamiento de la energía-pensamiento, mientras que no conozcan el alma humana, mientras no tengan noción de la realidad paralela, no podrán ayudar nunca a estos pacientes.

Si la familia del alcohólico y drogadicto, hace todo el esfuerzo para ayudar, utilizando su conocimiento, entendimiento y amor para sacarlos del alcoholismo y la drogadicción y no logran sus objetivos porque el dependiente no quiere salir del marasmo en que vive, entonces no podrán sentirse culpables. Lo que deberán hacer es tratar de entender el grado de responsabilidad que tienen dentro del problema. De esta manera podrán ayudarse a sí mismos, porque a través del psicoanálisis de sus vidas, llegarán a conclusiones que serán enseñanzas que los ayudarán a transmutar y elevar.

“Es importante descubrir el origen, sin el no podrán nunca entender el principio de la causa y menos las consecuencias del efecto”


Este excelente post es de esta fuente http://conversandoconelseruno.blogspot.com/2011/03/el-ser-uno-alcohol-y-drogas-vampiros-de.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario