sábado, 12 de junio de 2010

CHAMANISMO





Chamanismo es una tecnología de transformación paleolítica, de ámbito mundial, que utilizaba el acceso controlado a los estados de éxtasis de la conciencia para comunicarse con las plantas, los animales, los antepasados, los espíritus y los cuatro elementos.
El chamán era sanador, controlador del tiempo climatológico, adivinador de fuentes de alimentos, enemigos y objetos perdidos..., un ecologista espiritual que mantenía el equilibrio entre su tribu y la biorregión de ésta, para lo cual era agudamente sensible a lo que D. H. Lawrence llamó «el espíritu del lugar»: ...todo pueblo se polariza en alguna localidad determinada, que es el hogar la patria. Diferentes lugares en la faz de la tierra tienen efluenciá vital diferente, vibración diferente, exhalación química diferente, polaridad diferente con estrellas diferentes: llamadlo como os guste, pero el espíritu del lugar es una gran realidad." Este sentido intuitivo del lugar es una forma embrionaria de geomancia, la ubicación de viviendas, lugares sagrados y cementerios en armonía con la topografía local y con sutiles energías de la tierra, que se volvió más formalizada al evolucionar las civilizaciones. «Los chamanes eran los que recordaban los comienzos», escribió el historiador de la religión Mircea Eliade. La capacidad de recobrar, de recordar, a partir de un estado alterado o trance un estado normal de conciencia cruzando lo que normalmente es un velo de olvido -por ejemplo, despertar de un sueño misterioso-, se denomina retención de estado cruzado. La retención de estado cruzado propia de los chamanes requiere un conocimiento profundo de los ciclos biológicos del nacimiento, la vida, la muerte y la regeneración en todos los fenómenos. Además de cantar, rezar, danzar, tocar el tambor y ayunar, uno de los métodos más efectivos para entrar en estados de éxtasis en la búsqueda del conocimiento de estado cruzado, es por medio del uso ritual de plantas de poder, tales como hongos psicoactivos, dondiego de día o peyote (el cacto que contiene mescalina). McKenna, que ha efectuado muchas investigaciones etnofarmacológicas en Amazonia, sugiere que estas plantas psiquedélicas pueden ser feromonas de especie cruzada, que al ser ingeridas bajo control apropiado y en un marco ambiental adecuado revelan que: "la naturaleza quiere que la articulen, quiere que la reconozcan como fuente de información y como ser cohesivo con intencionalidad. Compartimos esta planta con algo inteligente. No es inteligente de modo abstracto, incomprensible, sino de modo concreto, de un modo que podemos comprender." La comunión arcaica con la Tierra viva por medio de plantas es una experiencia propia de chamanes a escala mundial. Las plantas no son sólo fuentes de alimento, vestido, bebida, tabaco, medicinas y perfumes; son también maestras muy profundas. La experiencia con una planta psiquedélica pone a un chamán en comunicación con el latido del corazón de la Tierra. Cualquier cosa desequilibrada o arrítmica se hace visible inmediatamente, lo cual es la señal para que el chamán proceda a su corrección ritual.* * * * * * * * * *HANBLECHEYAPI: LA BÚSQUEDA DE LA VISIÓNEn el idioma de los indios lakotas (conocidos entre nosotros como sioux), hanblecheyapi significa "llorar por una visión sobre una montaña aislada". Según sus practicantes, este ritual es el centro de la espiritualidad india, ya que sirvió para el descubrimiento de otros actos religiosos tales como la danza del sol, la ceremonia del emparentamiento, la preparación de la joven y el lanzamiento de pelota. Básicamente, la imploración de la visión (conocida en inglés como Visión Quest) consiste en alejarse de los lugares habitados y buscar zonas apartadas donde el buscador pueda permanecer varios días en oración. En esta situación suelen producirse fenómenos visionarios que están relacionados con la vida futura del individuo y que, en muchas ocasiones, parecen cumplirse. Según la tradición lakota, cualquier persona puede implorar una visión, jóvenes y ancianos, hombres o mujeres. La única diferencia es que la búsqueda visionaria de los hombres se suele realizar en lugares elevados y solitarios, mientras que las mujeres se retiran a lugares mas llanos y cercanos al poblado. Razones Los motivos por los cuales se realizaba la Visión Quest han sido muy variados a lo largo del tiempo, pero generalmente pueden agruparse en dos grupos: la búsqueda como impulso de crecimiento interior, y la búsqueda como acto propiciatorio ante las divinidades. En tiempos antiguos, era muy común realizar la Búsqueda de la Visión como acto sacrificial. La dureza de las condiciones del Hanblecheyapi, lo convertían en un rito ideal para ser ofrecido a la divinidad en pago por algún bien solicitado, tal como la curación de un familiar o el deseo de poder o fortuna en la caza o la guerra. Muchos indios, tras obtener el favor solicitado, o aun antes, se retiraban a las montañas como ofrenda. Otro de los motivos que impulsaban a los lakotas en su búsqueda era el deseo de conocer tanto el futuro, como de aumentar su conocimiento. Así, el hanblecheyapi es un ritual muy adecuado para la formación de los chamanes, o como ayuda a todos aquellos que tengan una inquietud espiritual que les lleve a querer saber mas sobre la realidad circundante. La Purificación Cuando una persona desea iniciar su búsqueda visionaria, debe presentarse ante el chaman y explicarle su deseo y las razones que le impulsan a ello. El chaman, si es honrado, le advertirá de la dureza de las condiciones del hanblecheyapi e intentará disuadirle de realizarlo si observa que las razones del peticionario no son lo suficientemente claras. Si el buscador es aceptado, el chaman le preguntara por cuanto tiempo desea prolongar su retiro. Una conversación típica es la recogida por Curtis:

El chaman dice: Este es mi rito. Yo permanecí solo de pie un día y una noche, rindiendo culto al Gran Espíritu, pero fue duro. ¿Quieres este único día? Dímelo si es así. Luego permanecí dos días y dos noches solo en una colina. Eso fue aún mas duro. ¿quieres eso? Dímelo si es así. Otra vez pase tres días y tres noches suplicando al Misterio y fue muy duro. ¿Quieres eso? Dímelo si es asï. Luego pase cuatro días y cuatro noches en la cima de una colina, rezando y suplicando a los espíritus del Cielo y la Tierra, a Wakan-tanka, el unico Gran Misterio. No bebí agua ni probe alimento alguno. Eso fue lo mas difrcil de todo. ¿Quieres eso? Dímelo si es así. Mi corazón es fuerte -responde el buscador-, el corazón de mi padre era fuerte. He prometido al Gran Misterio rendirle culto. Ayunaré cuatro días y cuatro noches. - Es muy duro, pero el Gran Misterio te ayudará. Ve a tu tipi; elige a dos hombres jóvenes y buenos. Pídeles que construyan una cabaña para sudar para ti mañana por la mañana.² Posteriormente se realiza un ritual en la Cabaña de Sudar o Inipi a fin de purificar al buscador y enviarle en condiciones de afrontar el Gran Misterio. La purificación previa es un requisito indispensable para llevar a cabo esta o cualquier otra ceremonia india. En la cabaña se fuma tabaco y kinnikinnick. El Retiro Una vez que termina el rito del Inipi, el buscador abandona la cabaña de sudar, toma una pipa llena de tabaco en su mano izquierda y un manto en la derecha e inicia su viaje sagrado. Durante el trayecto hacia una colina o montaña, no dejará de implorar a los espíritus para que su búsqueda sea satisfactoria.

Tras el caminan los dos ayudantes con ofrendas. Una vez han encontrado una montaña apartada y solitaria, la escalan hasta la cima. En ella trazan un cuadrado. En cada esquina se colocan ofrendas de tabaco y se cubre de salvia el interior. En el lado que mira al este se deja la ofrenda principal, una piel de bisonte con tabaco. Al fin, el suplicante queda solo mientras los ayudantes le abandonan para volver al poblado. Durante los próximos cuatro días y cuatro noches, no dormirá, ni comerá, vivirá en soledad y oración, suplicando una visión. Las circunstancias de la búsqueda son muy duras, como puede atestiguar cualquiera que la haya llevado a cabo. El ser humano se enfrenta en ella a todos sus miedos: la soledad, el silencio, los animales salvajes, el ataque de otros hombres, lo sobrenatural. Los indios recurren a la oración parar apartar de sí estos miedos y poder soportar la extrema soledad. En este contexto hay que recordar que la Búsqueda de la Visión era llevada a cabo en lugares salvajes donde la naturaleza mantenga todo su poder, a la vez grandioso y terrorífico. El indio que se encuentra en su búsqueda visionaria, dedica la mayor parte del tiempo a la oración y la suplica. Al mediodía se vuelve y reza al Misterio del Sur; en el crepúsculo, al Trueno, al Ser Alado, el Espíritu del Oeste. Cuando se ha hecho la oscuridad en la montana, se tiende con la cara aun hacia el Oeste, suplicando al Misterio del Trueno que le conceda una visión. En la noche, rezara a Wazíya, el espíritu del Norte y de la nieve. El amanecer le encontrara suplicando a la deidad del Este. En un momento dado de estos cuatro días se producen las visiones. En ellas suelen aparecer animales o guerreros y en muchos casos, los protagonistas de la visión hablan al suplicante dandole importantes mensajes. Las visiones entre los lakota suelen estar relacionadas con hechos de guerra o con cacerías afortunadas. A algunas personas se les revelan métodos curativos o verdades espirituales. Estas personas son chamanes o están, por este hecho, llamados a serlo. Evidentemente, entre los occidentales no se producen visiones guerreras, pero sí se dan las de tipo espiritual. Hay que señalar que en alguna ocasiones no se producen visiones. Muchos indios ayunan varias veces en su vida, tengan visiones o no. El Regreso Pasados cuatro días y cuatro noches, los ayudantes del buscador acuden a la montaña para buscarle. Generalmente le encuentran en un estado de gran debilidad y postración. Los ayudantes llevan un caballo consigo a lomos del cual es izado el buscador. Esta operación debe realizarse con cuidado, ya que el buscador es considerado Wakan, sagrado.
Se le lleva hasta la presencia del chaman, que recoge de su mano la pipa vacía. El suplicante contará su visión si la ha tenido y ésta será interpretada, a menos que su significado sea muy obvio. Nunca se pone en duda la veracidad de una visión; puede interpretarse erróneamente, pero los sucesos posteriores demostrarán siempre que los seres espirituales no se equivocaban. A continuación al buscador se le ofrece carne y agua purificados con humo de hierbas sagradas. El suplicante y el chaman vuelven al Inipi para purificarse. Si al suplicante se le ha aparecido un animal, este se convertirá en su espíritu tutelar, en su animal de poder.


Descargar Documento : http://oron.com/d71orsupq479/CHAMANISMO.doc.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario