miércoles, 21 de agosto de 2013

Un Ritual para abrir Tercer Ojo


Con este ritual activarás a tu” tercer ojo”. El tercer ojo es el centro de su sí mismo psíquico y se corresponde con el sexto chakra. Este chakra es el responsable de todos los aspectos de tu sexto sentido tales como la intuición, percepción, clarividencia, precognición, telepatia y todas las demás habilidades psíquicas.
 El tercer ojo te ayuda a ver lo invisible, a percibir más . Activar tu sexto chakra es un preámbulo importante para activar el trabajo psíquico. Esto incluye la meditacion, la adivinacion, la visualización, la adivinación reflejada, la cristalomancia o la observación del fuego así como también la curación a distancia, el trabajo acerca de vidas pasadas, el trabajo onírico, la visión remota, la proyeccion astral, y otros dones. Este ritual puede efectuarse en cualquier momento, aunque el mejor hacerlo en una noche con luz de luna llena.
 Para hacer este ritual necesitas inicienso de madera de sándalo, una vela de color púrpura, aceite de sésamo, aceite perfumado de sándalo, bálsamo tigre.
 A continuación unta la vela con el aceite de sésamo, utilizando el dedo índice de tu mano proyectiva para frotar la vela con el aceite. Lávate luego las manos. Abre el tarrito de bálsmo tigre y colócalo en tu altar o cualquier otra superficie de trabajo, con la vela y el incienso. Intenta lograr un estado de ánimo mágico, y luego intenta estar en un espacio sagrado.
 Luego deja a oscuras la habitacion. Encienda la vela y luego encienda el incienso con la vela. Unta tu tercer ojo (en el entrecejo) con el balsamo tigre, utilizando una vez más el dedo índice de tu mano proyectiva.
Convoca el poder. Concentra ahora la atencion en la forma en quetu tercer ojo responde al bálsamo tigre y en el calor que despide la vela. Concéntrate en abrir ru tercer ojo.
Hazlo visualizando como se despliega, del mismo modo que lo hace una flor al abrirse. Observa ahora fijamente la vela hasta que te sientas preparada para decir: ” Alfy layla wa layla, alfy layla wa layla, por la luna en las noches árabes, por el silencio de los lugares antiguos, por los secretos de los ritos arcanos, por el parpadeo de la luz de la vela… ¡Ilfa, ya simsim! ¡Abrete sésamo! Abre mi tercer ojo, abre el ojo de mi mente, libera mi sexto sentido, ayudame a ver lo invisible, permiteme ser como nunca he sido”.
“Permíteme ver como nunca he visto, abre mi tercer ojo, abre los ojos de mi mente, abre a mi mismo a la comprensión, alfy layla wa layla, alfy layla wa layla… Por el poder de la luz de la luna, por el poder de la visión clara, ¡ifta, ya simsim! ¡Abrete sésamo!”
 Ahora concéntrate en tu tercer ojo, que ahora está abierto. Imagina la luz que penetra en tercer ojo. Si tu tercer ojo se ha sentido bloqueado durante mucho tiempo, es factible que se libere una notable cantidad de energía.
No te asustes si se produce una manifestación física, tal como un repentino chisporreo de la luz de la vela. No te preocupes tampoco si tu cuerpo comienza a vibrar o si la energía te afecta fisicamente de alguna otra manera..
 A continuación observa fijamente la llama de la vela. Concéntrate en como se siente y en las posibilidades que ha liberado el hechizo. Hazlo hasta que tenga la sensacion de que tu cuerpo se adapta al chakra abierto, y luego comienza a fundamentar el poder que ha convocado. Controla la vela hasta que se haya quemado por completo. Cuando eso ocurra deberías sentir una sensación de paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario