miércoles, 14 de diciembre de 2011

Los Siniestros Nagah





La tríada y Gaia proporcionaron una respuesta al problema antes incluso de que surgiese, los Nagah, son los sombríos vigilantes que se aseguran de que todos los engranajes sigan girando. Moviéndose discretamente, los Nagah miden con todo cuidado la importancia de las Razas Cambiantes y juzgan sus actos con fría eficacia.

A falta de un título mejor, los hombres serpiente son los ejecutores de Gaia, aunque no le deben especial lealtad. La suya es una tarea sagrada e ingrata, a la que dedican toda su existencia. Son la elite, los mejores asesinos jamás creados. Deben moverse en secreto. Si las demás Razas Cambiantes conociesen el propósito oculto de los Nagah, seguramente les destruirían como ya lo intentaron los Garou. Los Nagah no actúan nunca de forma directa.

Los siempre tranquilos y corteses Nagah del pasado son llorados como una de las grandes pérdidas de la Guerra de la Rabia. No hay una sola canción que no los describa como pacíficos. No hay pasajes escritos que mencionen su aptitud para el asesinato.

El problema llegó cuando subestimaron la ira de los Colmillos Plateados. Una cadena de acontecimientos hizo explosión cuando los Colmillos se ofendieron por la muerte de uno de los suyos, buscando una explicación entre las demás Razas Cambiantes. Con el tiempo los Nagah descubrieron que la culpa era de uno de los suyos. Mientras juzgaban y castigaban a los culpables de las demás Razas, uno de los suyos se había vuelto al Wyrm, casi destruyendo todo lo creado por Gaia y la Tríada.

Muchos creen que los Nagah están muertos, los hombres serpiente así lo prefieren; de hecho revelar la propia presencia es un crimen entre ellos. Los Nagah se mueven ahora por el mundo sin temor a ser reconocidos, y aunque su número es pequeño, se las arreglan para juzgar a las demás Razas Cambiantes y ocuparse de las tareas que les fueron impuestas cuando Gaia era joven.

Organizacion

Los Nagah siempre operan en grupos de 2 o 3. Los grandes cambios en el medio ambiente han llevado a los Nagah a asumir otra tarea: la de luchar contra el Wyrm. Los Nagah no buscan destruir al Wyrm sino restaurar el equilibrio.

Rasgos

Los Nagah tienen 4 auspicios que tienen que ver con las 4 estaciones. A diferencia con los Garou, no se asigna ninguna tarea especial al Nagah en función de su Raza o el momento de su nacimiento: todos comparten los mismos deberes.

Razas

Homínido, metis y cobra. Todas son consideradas igual, puesto que cada una tiene cualidades que equilibran la balanza del poder. Los Metis no sufren las mismas discapacidades que los Metis Garou: pueden concebir y criar hijos.

Cita

“¿Qué somos? Somos para vosotros lo que vosotros sois para el mundo. Como vosotros juzgáis, así deberemos hacerlo nosotros.”

Kamakshi(primavera): Empiezan con Rabia 3 y su elemento es la Tierra
Kartikeya(verano): Empiezan con Rabia 4 y su elemento es el Fuego
Kamsa(otoño): Empiezan con Rabia 3 y su elemento es el Aire
Kali(invierno): Empiezan con Rabia 4 y su elemento es el Agua

Bien, ahora con las novedades Nagah:

Nuevo conocimiento:
Conocimiento de cambiaformas: Les pemite a los Nagah tener el conocimiento sobre los distintos cambiaformas, sus leyes y sus costumbres, para poder basarse en ellos y así poder formar un juicio justo a la hora de dictar una sentencia, basandose en las propias reglas de la raza de su objetivo.
Nuevo trasfondo:
Anananta: Indica la forma de organización del lugar en la Umbra el cual el Nagah llama "hogar", mientras más puntos tenga, mejor será su anananta.

Nuevos dones:
Ojos de los Reyes Dragón(nivel 1): Le permiteal nagah ver tras niebla, agua, humo, o cualquier condición extraordinaria que normalmente dificultaría la visión, incluyendo la oscuridad, mientras este don esté activado econtrar a gente escondida bajará en 1 de dificultad.
Favor de Lagarto(Nivel 1): Con este don, un Nagah puede tirar Imp. primario+resistencia para adoptar características que lo harían parecer un Mokolé, adoptando sus capacidades como el tamaño o la caminata pero no teniendo la fuerza de los mismos sino la propia.
Sentido del Agua Corriendo(Nivel 1): Como el don Ragabash
Ojo del asesino(nivel 1): Como el don de los Shadow Lords: Fatal Flaw
Piel de la Serpiente: Gastando un punto de Gnosis y tirando Resistencia+Atletismo, la serpiente puede deshacerse de una capa de piel que parecerá su propio cuerpo y se regenerará automáticamente, esto puede servir para despistar o para deshacerse de algun veneno que esté en la piel.
Mordida de dormida(nivel 1): Gastando un punto de gnosis un nagah puede cambiar de una a tres dosis de veneno por una sustancia que provoca el dormir profundo.
Madriguera(Nivel 2): Una serpiente con este don es capaz de crear agujeros en la tierra donde se puede meter para ocultarse de sus enemigos, crear nidos o descansar, esta habilidad no gasta gnosis y solo puede ser utilizada en las formas serpentinas.
Don de la respiración(nivel 2): Si bien un Nagah no tiene problema alguno en respirar bajo el agua, uno con este don puede tirar Resistencia+Enigmas para permitir a alguien más tener esa posibilidad, 1 exito le permite al objetivo respirar normalmente por el tiempo necesario, dos exitos permiten eso y además la capacidad de nadar y moverse normalmente durante ese tiempo, y tres éxitos le permiten realizar actividades extenuantes sin dificultad. Normalmente esto dura 5 minutos, pero un nagah puede optar por gastar un punto de gnosis y hacer que dure una hora.
Susurros nocturnos(nivel 2): Con este don un nagah se puede comunicar telepáticamente con cualquiera que desee, con el coste de un punto de gnosis.
Sentido de la presa: Como el don Ragabash
Velo del Wani(nivel 2): Este don le permite a un Nagah borrarlea su objetivo la memora de su existencia, modificando su ser por alguna otra cosa. Esto les sirve especialmente para mantener suidentidady su ubicación en secreto, se necesita hacer una tirada de manplacion+subterfugio con una dificultad de percepcion del objetivo+2, se necesita solo un exito para modificar el suceso, con tres se borra totalmente de la memoria del objetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario